MARTES

7-abril-2020

Ilustración: Cortesía de ZULETA

 @zuletacartoonist 

Una mattina mi sono alzato
O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao
Una mattina mi sono azalto
E ho trovato l'invasor

     Sí, adivinaron, este día se lo dedicaré a La Puta Ama. Y advierto, si odias la Casa de Papel, deja de leer, si no te has visto la cuarta temporada, deja de leer, si crees que esta serie es mala y popular, deja de leer. Luego de esto, continuemos.

     Mi historia con esta serie se divide en dos momentos. El primero, cuando empiezo a verla y me parece un tanto aburrida, lenta y pretenciosa. La dejé de ver. Luego de hablar con amigos y de comprender los contextos, decidí darle otra oportunidad, más por curiosidad sobre otra historia de ladrones, planeaciones y bala. Así que regresé y volví a empezar, la voz de Tokio empezó a narrar, conocí al profesor, a la banda y al desgraciado de Arturito. Me enganché, pasaron una, dos y tres temporadas.

     Ayer me di la tarde libre, totalmente, apagué el computador a las 11 de la mañana, tomé café, almorcé y me senté con los muchachos de mi casa a ver la cuarta temporada. Durante la semana me había visto unos cuantos capítulos más por esa ansiedad que nos generan los desgraciados que todo el día viven subiendo spoilers. Como no me la estaba viendo con juicio decidí reiniciar. Así que, junto a mi sobrino, hicimos que el papá, que nunca había hecho una maratón de Netflix, se estrenara con esta serie, o bueno, con la cuarta temporada, le dijimos que había mucha bala, mucha sangre, y muchos golpes. Lo convencimos. Instalamos el PC, arreglamos el televisor, alistamos las almohadas y nos sentamos a ver la cuarta temporada. Terminamos casi a las nueve de la noche.

Ti amo
In sogno, ti amo
In aria, ti amo
Se viene testa vuol dire che basta lasciamoci
Ti amo

 

 

     Esta canción la canto hace años mientras lavo los platos, arreglo mi cuarto o voy en el bus, hace parte de mi playlist, me encantan las baladas y esta no puede salir del repertorio de un romántico. La escena en que Berlín le canta a su esposa es uno de esos momentos de la serie en que el desespero, la angustia y el dolor del presente se ve resguardado por el pasado. La estructura narrativa de la serie es una de las cosas que más resalto, además del guion, los saltos al pasado y al presente nos llenan de momentos y nos explican sus personajes. Aunque Berlín muere en su ley, en la primera temporada es un personaje que sigue apareciendo en las demás, de los mejores construidos y la actuación de Pedro Alonso es impecable.

      Pero vayamos a lo importante, además de esto, resulta que se me hace similar el encierro de la banda con lo que estamos viviendo actualmente. Si bien, ellos se prepararon durante meses, alistaron todo, tenían descrito cada momento, detalle y error, todos sabían que la vida dentro de la Casa de la Moneda o del Banco de España iba a ser una cosa totalmente impredecible. La ansiedad del encierro, la irritabilidad de que los planes se dañen, la mala acción de los compañeros y todo lo que puede resultar de un aislamiento de semanas se ve totalmente expuesto en las muertes, fallas al plan, y amigos que se van para no volver. Se perdieron vidas valerosas, pero ninguna como la de Nairobi. Todos queremos picar a Gandía.

     Como lo hemos narrado en este espacio, muchos no estaban acostumbrados a vivir tanto tiempo con su familia, la rutina de los días, el verse en la mañana y reencontrase en la tarde hacía que, al parecer, las cosas en la casa funcionaran muy bien. Pero ahora, viéndose 24/7, tratando de armar ejercicios para hacer oficio, pasar el rato, arreglar, limpiar, comer; muchos se han dado cuenta lo difícil de la convivencia, los espacios han sido invadidos y muchas privacidades se han perdido. No sabíamos nada, no estábamos preparados para nada, seguimos con la zozobra de lo que viene y los resultados no son muy alentadores. Espero, realmente espero, que esos videos que circulan por las redes con los colombianos “muertos” en las calles sean solo desmayos a causa del estrés y la ansiedad que invaden estos días, sería desastroso reconocer que las personas se están empezando a morir por ahí como en una película.

Cerco un centro di gravità permanente
Che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose sulla gente
Avrei bisogno di
Cerco un centro di gravità permanente
Che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose sulla gente
Over and over again

     La cuarta temporada, hay que decirlo, fue solo una forma de alargar la serie para enganchar más fans, para darnos un pequeño dulce y ponernos a seguir esperando el final de esta historia, que como muchas, ha encontrado cabida en una de las plataformas de streaming más importantes del momento. Ya estamos acostumbrados a que las series de Netflix sean totalmente diversas, que traten temas sociales delicados, que nos normalicen la vida, que nos muestren el aborto, la xenofobia, la homofobia, el acoso, los derechos reprimidos, la necesidad de romper el sistema, el empoderamiento femenino y el cuestionamiento a lo establecido. Me atrevería a decir que la Casa de Papel tiene todo esto. Es una explosión constante de todos estos temas.  

      Finalmente regreso a las noticias y en el Quindío aumentaron los contagios oficiales. Ahora ya casi subimos el doble de contagios y durante semanas “celebramos” la constante. Recuerden amigos, muchos resultados se han ocultado, maquillado y demás, la situación se pondrá muy pesada, esta bitácora terminará el 13 de abril como estaba planeado y luego de esto continuaremos en aislamiento, ojalá se tomen “medidas inteligentes” a nivel social y económico para contrarrestar el deseo de asalto al Banco de la República de Colombia.

SOBRE EL AUTOR

Johan Andrés Rodríguez Lugo

Futuro Comunicador Social Periodista Universidad del Quindío.

- Tomar café, comer mucha pasta, la música, los libros, los viajes, cosas simples y también algunas complejas - “No es que una quiera es que toca, entonces tin”- 

Contacto:

Facebook: https://www.facebook.com/johanandres.rodriguezlugo

Twitter: @UnJohanTin

Instagram: @Johan_RL

Si te gustó este contenido ¡compártelo!

© 2019 by revista El Rollo

  • El Rollo
  • White Twitter Icon
Logo%20IVOX%20blanco_edited.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now