En el Carnaval Fest

se canta la historia,

I.R.A 35 años

Texto y fotos:

Jorge Mendoza

Podcast:

Christian Acuña

        Durante sus 16 años de existencia, el Carnaval Fest se ha convertido en un espacio donde se congregan músicos y fanáticos para compartir relatos al ritmo de la música, a la usanza de los jugares de antaño. Por su escenario han pasado las historias de los diferentes barrios de Medellín y de otras zonas del país. 

        Y fiel a su costumbre, el Carnaval Fest 2020 trae la historia del punk en Colombia condensada en una sola banda, I.R.A. y sus 35 años de resistencia. David Viola y Mónica Moreno no solo han construido la historia de un movimiento contestatario a partir de sus canciones, de sus acciones y sus pensamientos, también han dejado sus vivencias como testimonio escrito a través del puño y la letra de Viola.

         I.R.A La Antileyenda (2007) como la autobiografía del grupo; Punk Medallo (2008) en palabras de Mónica es “un relato de la cultura punk de Medellín, desde sus inicios hasta hoy, basado en testimonios de sus protagonistas y en su propia experiencia, (…) es una memoria escrita de su vida en este movimiento”; y Aguante I.R.A. 30 años de punk (2014) donde se expone, como ellos mismo lo plantean, “un pedazo del alma de I.R.A. patrimonio contracultural de una Medellín que pocas veces se nombra”.

         Estos son los tres libros autoeditados por el grupo, sin la pretensión de ser escribas de la historia, solo se busca dejar sus rastros a través de las palabras que muestran un sinnúmero de relatos que no solo hablan del pasado, lo muestran en su versión más real. “No soy escritor… Tengo tres libros que lo demuestran. Lo que si me caracteriza es la crudeza y el lenguaje satírico que utilizo en las páginas que redacto por lo que les ADVIERTO que si lastimo su sensibilidad, esa no era mi intención” David Viola.

Carnaval Fest 2020, 8 y 9 de agosto, un momento para reencontrarse con la narración oral de las realidades que nos rodean, pero en una de sus mejores versiones, la música. Y para lograr este cometido I.R.A conmemorando sus 35 años de carrera y un cartel bandas locales, nacionales e internacionales con mucho que decir, mucho que narrar y mucho camino que compartir.

IRA

35 años de resistencia y vendrán muchos más…

Lo Que Ustedes Se Merecen
00:00 / 02:17

      Mi amigo Daniel Rivera escribió en marzo de 2016, para la revista Esquire Colombia, un texto llamado “Esto viene de lejos”. La entrada de su perfil acerca del grupo de punk I.R.A. señalaba: Los discos, los casetes, pasaban de mano en mano; en toda la ciudad solo había una batería y con ella tocaban todas las bandas metaleras y la mitad de las punkeras, la otra mitad tenía que armarla: ponían de bombo el tanque de una lavadora o usaban el de una banda marcial, los toms eran tarros de pintura; una sola guitarra rotaba en todo un concierto hasta que terminaba con dos cuerdas, y como los punk son tan punk, tocaban
así hasta la última canción. Esto viene de lejos, de cuando en Medellín se inventaron unnuevo punk: una algarabía imposible en una ciudad imposible.
Desde que lo leí me voló la tapa de los sesos, como buen “chatarrero aparecido” disfruto del género contestatario, directo y sobre todo muy rápido, ese mismo donde el virtuosismo no es un requisito.

La razón por la que estas líneas se quedaron grabadas en mi mente es que hasta el momento no he encontrado una definición gráfica, a partir de las palabras, más contundente y acertada del punk. En la segunda versión del Festival Ibagué Punk (agosto 24 2019) reafirmé mi percepción de esa imagen y me di cuenta que es más profunda de lo que en un principio puede parecer.

David Viola y Mónica Moreno llegaron temprano, en algunos círculos estos nombres dicen poco y quizás nada, pero en la escena rock hablan de una época, y en punk son los decanos, casi leyendas, este último término no les gustará nada si es que algún día leen esto, cosa poco probable. Y no les gustará porque eso no es muy punk.

Saludaron a todos y ubicaron su stand al lado de los artesanos y comerciantes que exhibían sus productos en el Festival. Una mesa y unas sillas Rimax de color blanco sirvieron de punto de venta. David y Mónica ubicaron allí camisetas, botones, parches y el libro Punk Medallo. Artículos que cuentan una historia de resistencia, de perseverancia pero ante todo de autenticidad. Esa misma que los llevó a presentarse tres veces en la catedral del punk, el CBGB's OMFUG.

Pisaron “el suelo sagrado del punk” en los años 2004, 2005 y 2006, como dicen ellos “IRA cerró la catedral”. Ese contundente sonido latino logró congregar en ese mítico bar alrededor de 500 personas, que no pararon de moverse al ritmo de ese “punk latino crudo y pogo recio” como lo señala Viola en uno de sus libros, “Aguante IRA, 30 años de punk”.

     Con desparpajo caminan entre el público asistente, como si nunca hubiesen salido del barrio, se confunden entre la gente, se toman algunas fotos con quienes los reconocen y así lo solicitan. Viola toma algunas fotos a las bandas que los preceden, en especial a sus paisanos del Manicomio Punk. Son líderes del movimiento aunque nunca lo pidieron, incluso creo que nunca lo desearon, pero los liderazgos no se solicitan, no se anhelan, no se buscan, sencillamente se obtienen, la vida y la forma en que se decide enfrentarla son las encargadas de asignarlos.

     El lugar vibra y el público estalla, IRA está en la tarima del Festival Ibagué Punk. Los primeros temas sacuden a los allí presentes, los pogos se intensifican y la energía es expulsada del cuerpo a partir de los choques. Los nombres de sus canciones circulan por los aires y los gritos pidiendo diferentes temas se entrelazan en una batalla de sonidos inteligibles que llenan el escenario, “pero es que pillen son 35 años, entonces son muchas canciones son como 200, y uno ya ni sabe que es eso porque son muchas” señala Mónica. Las dedicatorias no se hicieron esperar. Destacaron que el Ibagué Punk es el único Festival solo de punk que existe en Colombia, el único espacio dedicado a ese género que no solo cambió la historia de la música sino de la moda.

Mónica_IRA
00:00 / 01:43

El punk es intencionalmente poco agradable a los cánones de la moda e incluso de la estética formal, no responde a los estándares del virtuosismo musical pero absolutamente auténtico, no importa qué dirán solo que lo dirán. Y así son Mónica y Viola, son ellos mismos, obviamente acusan el paso del tiempo y por ende la madurez de pensamiento pero siguiendo la ruta elegida para vivir la vida, ruta que incluso tiene tiempo para el amor:

Eres eres mi punk amor /mi sucio amor mi punk amor (x2)

Sabes que te quiero y que siempre lo haré/ así sea en lo bueno o sea en lo malo/ y después de morir amando seguiré/ solo mi espíritu sabe lo que siento/ y te doy las gracias por tu quererme a mí/ porque siempre tu mano es mi salvación/ ahora estoy seguro que si existe el amor/ eso es lo que le falta a este puto mundo.

Mi Punk AMor
00:00 / 02:14

Esa madurez los llevó a entender que quizá “el vivir intensamente y morir joven” no era el mejor de los planes, no les hubiese permitido expresar sus ideas y materializarlas, y de paso dejar huellas en las generaciones que llegaron detrás, eso último sin quererlo ni pedirlo solo fue producto de su actuar, 35 años después entendieron que las ideas cuando son auténticas y tienen fondo marcan a todo aquel que alcanzan. Han vivido y seguirán viviendo de la manera en la que otro grande del rock colombiano lo expresó hace ya varias décadas, como lo dijo “El Titán”: No vivas para ser, por temor/ La presa de otros sueños/
Se vive una vez para ser/ Eternamente libre.

Despedida IRA
00:00 / 02:47

galerías

© 2019 by revista El Rollo

  • El Rollo
  • White Twitter Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now