SANGRE

ROCKERA

 Ibagué Ciudad Rock 2019  despertó diversas emociones en los participantes. Para el presentador, fue un placer orgásmico. Para Ángel, dueño de una cédula perdida, no debió ser sorprendente.  Incluso, Guillermo Novellis, cantante de La Mosca, no esperó que a su cabeza llegara un sombrero sin avisar.

El sábado 12 de octubre, mientras algunos saltaban en medio de la lluvia, una mujer se refugiaba bajo una sombrilla y su chaqueta impermeable. Minutos antes, su hija intentaba echarle viento por medio de uno de los tantos frisbees que había lanzado un bajista. Alguien la hizo sudar antes de ver a La Mosca. Alguien se enteró que había llegado a las 4 pm (así señaló con los dedos de su mano). Alguien detalló que tenía un envase con la figura de varios cucarrones (que no se entere La Mosca).

Dos integrantes de La Mosca, la saludaron. Ella bien podría haberse hecho pasar por integrante. Tenía las gafas, la actitud, una especie de acreditación y un amor inmenso por el rock y la vida. Esta es la historia de una enfermera rockera.

Mi nombre es Edna Vásquez,

rockera desde los 80.

(Así se presenta).

¿Desde cuándo inició esa afición por el rock?

Toda mi vida. Michael Jackson, Rod Stewart. Esto es maravilloso, da energía. A pesar de que estoy como estoy, vivo, sigo pa’ lante.

¿Colecciona?

Sí, grababa mucho. Anteriormente no había internet, pero vivo enamorada del rock y Andrea Echeverry. Coleccionaba cassettes. En ese tiempo no había CD’s. Bailaba como Michael Jackson. A mí no me interesaba lo que pensaban los otros, yo hacía todos los pasos.

¿Usted tenía el traje?

Un poquito, pero no tanto. Hacía las vueltas y los pasitos.

¿Asistió a algún concierto?

Sí, en el parque Simón Bolívar. Pero no había podido porque empecé la diálisis, pero ahora estoy poniéndole el pecho al aire.

¿Recuerda el primer concierto al que asistió?

Tenía como unos 16 años. Fue en Bogotá. Fue de rock en español, y eso nos pegamos una lavada, pero llegamos. Entramos y seguían otros cantantes, pero ya casi no me acuerdo bien los nombres. Tenía 16 años cuando me dejaron ir, porque antes no lo dejaban ir a ningún lado. Antes le pegaban a uno por ser rockero.

 

¿Qué pensaban sus padres?

La primera vez que yo me volé para una cosa en el Estadio Manuel Murillo Toro, me dio una fuetera mi mamá. Yo estudiaba en el Conservatorio de Música y salí volada. No me dejaban escuchar ni tener afiches, ni ponerme piercing, ni nada, porque decían que era el diablo quien mandaba ahí. Siempre fue ocultando esa alegría e ideología. Pero ya no, ya se murieron, ya estoy bien (termina riendo).

¿Qué le decían las personas del Conservatorio?

Siempre me discriminaban porque la música era diferente. Pero, hay orquestas o grupos, que trabajan en esto también, y la música sabiéndola manejar, es buena. Hay gente que se pone a drogarse o tomar y no está bien.

Para mí, esto es lo máximo. Uno va encontrando lo que se perdió, pero no lo voy a dejar perder nunca más. Estoy aquí con mis hijas y esposo… ¡Y me gusta La Mosca!

¿Cómo eran los conciertos de rock hace unos años?

Eran menos organizados. Había mucho vicio. A mí me da miedo eso, entonces yo era una rockera sana. Allá ellos con su cuento, pero yo llevo el rock en la sangre.  He ido a unos diez conciertos, porque perdí un tanto el sentido del tiempo por la enfermedad. Ahora estoy recuperando energías.

Antes había que hacer cola y chupar frío. Llevábamos guaro, tinto, fiambre, sacos y unas sillitas plegables y nos apartábamos de los que tenían vicio. Brincábamos, jodíamos mucho, muy rico, muy rico. Eso se los heredé a mis hijas. ¡Ellas son rockeras!

¿A qué grupos escucha?

Me gusta mucho Maná. Fui a un concierto de ellos. Recuerdo que bajaron a tomar fotos y a felicitarnos porque el grupo de nosotros hacía como mucha barra y algarabía. Ellos se estuvieron con nosotros un rato, y es bonito porque le tienen aprecio a uno.

¿Qué se escucha en la casa?

Jaaaa papá. ¿Cómo es que se llama el mechudito con trenzas que ya se murió? Que es de… ay… que la bandera es amarilla, verde y roja… que canta… Bob Marley. Ay papá, lo adoro. Otro que me gusta es Rod Stewart, a pesar de que ya está viejo. Tina Turner, Cyndi Lauper, son de mis 70. Esos los mantengo sonando. Soy la que pone la música a toda. Mi esposo dice: apague eso. Y yo: Nooo, pere, pere.

¿Y la policía ha llegado?

Ah sí. Ahora vivo en un conjunto y la guarda de seguridad me llama y me dice: Doña Edna, bájele un poquito.

 

 

¿Cuál es la canción que no le puede faltar?

La de la abuela del rock, la de Tina Turner, ‘Las chicas solo quieren divertirse’. Uyy, la de Michael Jackson, Thrillerrrr, buena.

¿A qué se dedicaba?

Ayyy nooo. Yo fui enfermera por 23 años. Trabajé en el hospital de Rioblanco, un municipio del sur, viendo por la gente, vacunando y en partos. Toda mi vida me ha gustado el rock y escuchaba con mis audífonos. Cuando eran brigadas, nos íbamos con el médico pa’ la loma a música, tomar citologías y hacer la vacunación.

¿Qué hay en la casa?

Fotos que yo me tomaba con los artistas. Tengo afiches de ellos. Tengo de Michael, Maná, Carlos Vives, Florecita Rockera (Andrea Echeverry), Cyndi Lauper y Whitney Houston. Tenía unos guantes y el sombrerito de Michael, pero estuve mal y tuve que salir de eso.

¿Por qué venir a Ibagué Ciudad Rock?

Uno, porque me fascina. Dios me dio el privilegio de estar aquí. Mis hijas son rockeras. Esto es la verraquera. Usted tiene que meterle energía positiva a las cosas así se esté muriendo, mano.

Vengo por La Mosca. Ayy papá, yo me sé varias, pero cantaditas allá con ellos.

La enfermera rockera se despidió de alguien, así:

-Entonces, te quiero mucho.

A sus 52 años, ni la diabetes y mucho menos la diálisis, impidieron que sus brazos fueran de un lado a otro. Sus ojos estaban escondidos tras las gafas oscuras. En cambio, su amor por el rock, quedaba al desnudo. Solo resta esperar que la guarda de seguridad lea esto y reconsidere volver a llamar. Se trata de Doña Edna, la enfermera rockera, o como ella dice, la rockera sana.

 

*Doña Edna Vásquez falleció el 13 de noviembre de 2019 debido a sus problemas de salud, un mes después de disfrutar de los acordes y la energía de su música favorita en el Ibagué Ciudad Rock.

 

Leonardo Silva

Laura Ruíz

© 2019 by revista El Rollo

  • El Rollo
  • White Twitter Icon
Logo%20IVOX%20blanco_edited.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now