un despertar para la ciudad
y un descubrir para una reportera

Comicland Armenia,

Texto Rollo Lauchis (1).jpg

Mis acercamientos con la cultura geek han sido pocos, a duras penas he visto anime, no sé de mangas, nunca he visto Harry Potter o Star Wars y, no me sé de memoria los detalles del universo Marvel o siquiera el de DC. Así que cuando fui a Comicland Armenia, estaba perdida, se me complejizaba entender lo atractivo de la situación, me avergonzaba no saber acerca de un mundo que parecía ser popular entre los niños, jóvenes y adultos. Pero sin importar estas situaciones, la curiosidad por saber más sobre esta cultura, las ganas de participar en todas las dinámicas y el deseo de conocer el interés de las personas por estos eventos, se hizo presente en mí.

Texto Rollo Lauchis (3).jpg

El primer día observé los alrededores, conocí los stands que habían,  las dinámicas que se originaban, analicé las vestimentas de los asistentes, ver la euforia de algunos al ver que en el Quindío se había hecho una actividad de este tipo, en fin, entender el gusto que surgía por este tipo de convenciones. Aquí me pude dar cuenta que algunos ven este espacio como una forma de liberación, de vivir sin prejuicios, de ser ellos mismos sin tener que ser señalados o juzgados por su entorno. También que la cultura geek ha estado presente en todos nosotros, desde los cartoons con los que crecimos, las historietas que leíamos, hasta los videojuegos antiguos que nos gustaba disfrutar sin importar si ganábamos o perdíamos, todas esas cosas que nos gustan o nos gustaban, hacen parte de una cultura que algunos no sabíamos en qué consistía. Así que sin siquiera saberlo, cada uno de nosotros lleva algo de geek dentro.

Texto Rollo Lauchis (7).jpg

El segundo día fue una oda a los cosplays. La palabra cosplay hace referencia a la caracterización a un personaje de un cómic, anime o película en específico, para verse lo más parecido posible. Esta actividad suele llevarse a cabo en esta serie de convenciones que traen consigo una pasarela para que los participantes luzcan su vestimenta, expliquen qué cosas hicieron ellos, cuales compraron, y cuál es el personaje que están recreando. Harley Quinn, Death Note, Androide 17, Pennywise, Batman, El Joker, entre otros personajes salidos de cómics, películas o animes, fueron quienes se llevaron la atención el segundo día de Comicland Armenia, y el resto de días. Aunque la diversión y la glotonería hicieron parte de la agenda, el Bruce Challenge fue el momento en donde tres participantes tenían que comer un pastel de chocolate entero en 20 minutos, mientras los demás los animaban gritando “¡Bruce!, ¡Bruce!, ¡Bruce!”. Un evento al estilo Matilda.

Texto Rollo Lauchis (5).jpg
Texto Rollo Lauchis (2).jpg

El último día fue el momento de la despedida, los fans de Batman nos reunimos para comentar aquellas perspectivas que teníamos del personaje, los cosplayers tuvieron de nuevo su momento, los expositores cerraban con broche de oro la experiencia y el recibimiento que les dejó Comicland Armenia y sus asistentes, y los quindianos no podemos esperar para que Comicland venga de nuevo a la ciudad. 

Texto Rollo Lauchis (6).jpg

Sin lugar a dudas, para alguien que asiste por primera vez a este tipo de eventos, que poco conoce sobre la cultura y no ha mostrado interés por hacerlo, fue una experiencia que repetiría sin duda alguna. Comicland fue conocer personas nuevas apasionadas por lo friki, las películas, los cómics y el cine, ver personalidades que pueden desarrollarse sin ninguna clase de prejuicio, y ver como alguien come 9 perros picantes en menos de 15 minutos sin vomitar.

¡Esperamos vernos de nuevo en 2023!

Texto Rollo Lauchis (4).jpg

Texto:
Laura Ximena García López

Internacionalista en formación. / Periodista de corazón y feminista por elección. /"

Sí, soy Laurel y Tomillo, pero los panitas me dicen Lauchis"

Fotos:

Christian Acuña 

Comunicador Social Periodista Universidad del Quindío./

Músico, fotógrafo y voleibolista rodillón./"Lo mío es la percusión”